sábado, 19 de octubre de 2013

LÁMPARAS DE SAL: UN EXCELENTE REGULADOR DEL CHI Y UN MAGNÍFICO IONIZADOR

Las luces son una herramienta muy útil para atraer el CHI a un lugar o estancia en concreto y nos proporcionan esa sensación de bienestar y claridad deseadas. Dispersan el chi estancado consiguiendo una buena circulación, cuando este se atasca en geometrías desafortunadas con ángulos y rincones no tratados para este fin. También cabe mencionar su faceta como limpiadores y armonizadores de la energía.


Hoy vemos un tipo de luz que ha adquirido gran popularidad en los últimos tiempos. Me refiero a las lámparas de sal. Hechas con sal de roca, que se encuentra en estado nativo a unas profundidades que rondan los setecientos metros aproximadamente.
Hemos de tener en cuenta que la sal contiene casi todos los oligolementos  necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Entre ellos destacamos el yodo porque este es el que más nos interesa para nuestro buen feng-shui.

  • El yodo, al ser calentado enriquece el aire de iones negativos equilibrando el exceso de iones positivos que en nada favorecen nuestra salud.
  • Las ondas electromagnéticas que inevitablemente se adueñan de nuestros ambientes necesitan ser reguladas para que no perturben nuestra chi en el hogar y aquí las lámparas de sal son sumamente beneficiosas.
  • A la vez que ionizan como hemos visto, son curas muy válidas para nuestra energía en el hogar.
  • También hemos de tener en cuenta que el efecto benéfico de la sal sobre la que ha incidido la luz, perdura después de su apagado.
Ten en cuenta a la hora de colocarlas que son roca (ELEMENTO TIERRA)y el color que vaya a emitir (BLANCO O ANARANJADO).

Entradas populares

TU BÚSQUEDA

Mi lista de blogs