domingo, 12 de diciembre de 2010

DECORANDO CON ESPEJOS EN FENG-SHUI.


Para el Feng Shui, dentro del hogar los espejos calman la “molestia” relacionada con las dimensiones y atraen la energía positiva, convirtiéndose en accesorios de gran utilidad.
Sus características y diseño permiten integrarlos a cualquier estilo debido a que puedes elegir el que mejor se adapte a tus necesidades: pequeños, grandes, cuadrados, ovalados, circulares y triangulares.
Dependiendo del lugar que quieras ambientar, puedes elegir con molduras anchas y labradas (biseladas) o simplemente pulidos. Los primeros brindan elegancia y formalidad, transformándose en el centro de atención; mientras que los segundos proporcionan un aire futurista y moderno.



Sensación de grandeza
Uno de sus principales beneficios es la sensación de profundidad que crean dentro de zonas pequeñas. Por ejemplo, en los pasillos lo mejor es colgar aquellos que no tengan marco en las paredes anchas para evitar que el espacio se vea demasiado alargado.



Especialistas coinciden en que los objetos reflejados forman una nueva perspectiva visual, por lo que no se recomienda instalarlos frente a paredes lisas o sin adornos porque se crearía un efecto de vacío.


Claridad y armonía
Si buscas una iluminación más intensa dentro del hogar, pero sin exagerar el número de lámparas, lo mejor es que recurras a los espejos; éstos reflejarán la luz de los focos mejorando la visibilidad.




Nunca coloques un espejo frente a una ventana, ya que puedes ocasionar que el Chi, la energía que por ella entra, rebote y se distorsione
En un pasillo alargado, oscuro, con ángulos, es aconsejable tener más de uno.
No así en la habitación o sala de estar. No conviene abusar de este elemento. Es un regulador muy importante del Chi, que cumple mejor su función en su justa medida.
Así mismo es importante el factor que las plantas pueden crear con el espejo. Prueba porque pueden ser un contrapunto ideal en tu decoración.

Entradas populares

TU BÚSQUEDA

Mi lista de blogs