martes, 4 de octubre de 2011

AIRE, AGUA, TIERRA Y FUEGO: DECORANDO CON LOS COLORES DE LOS CUATRO ELEMENTOS



La influencia de los colores en nuestro más profundo interior es incontestable y no digamos los colores basados en los cuatro elementos básicos de la tradición.
El elemento madera,  aunque no esté relacionado en este post, es inequivocamente esencial. Pensemos por un momento lo que gana una estancia con plantas... por tanto usémoslo como complemento esencial para todo lo que sigue.


Parece que los ánimos, en tiempos revueltos, buscan refugio en la madre Naturaleza. Los colores de los cuatro elementos clásicos pueden ser los inspiradores para pintar paredes y elegir objetos que logren transmitir sensaciones placenteras. El regreso a lo esencial conquista la decoración de los ambientes.


 Aire, Tierra, Fuego y Agua. Aquí te mostramos algunas ideas inspiradoras para que les des color a tus espacios y que éstos logren transmitir sensaciones placenteras.



.

Los tonos vinculados al Aire son neutros y suaves y dotan a las paredes de una luminosidad intangible. El espacio se vuelve ligero y radiante, ofreciendo un aire casi primaveral. 





Los Tierra se encuentran en las semillas de donde brotan los colores de los que está creada. Naturales, orgánicos y terrosos proporcionan bienestar y estabilidad.





Los colores del Fuego evocan al fuego que arde sin que se vea, al que se siente sin que se toque. Implican un deseo incontrolable de plasmar energía en las paredes a través de una intensa fusión de emociones fuertes y voluptuosas. La selección de Fuego busca teñir las paredes con colores cálidos, intensos, casi ardientes, capaces de mantener la llama encendida eternamente en un lugar lleno de carácter.





Los tonos Agua llenan cada espacio, haciéndolo más alegre y fresco. Los reflejos de las imágenes se sumergen en una luz y brillos espléndidos, que se disuelven y se mezclan en una armonía de tonalidades H2O, repletas de optimismo.



Entradas populares

TU BÚSQUEDA

Mi lista de blogs