jueves, 16 de mayo de 2013

ÁRBOLES: MUY IMPORTANTES EN EL FENG-SHUI


Según dicta el feng-shui, la suerte y destino de los habitantes de una vivienda está ligado los árboles de su entorno. El feng-shui argumenta tal afirmación con la máxima de que un árbol muerto o enfermo provoca la inestabilidad del CHI de los residentes así como su baja vibración.

  • Los árboles son armonizadores e instrumentos de cura sumamente potentes. Desvían corrientes de Sha Chi (chi negativo) muy perjudiciales y nos protegen de vientos, ruido, contaminación y preservan nuestra intimidad.
  • Equilibran parcelas demasiado grandes de tierra en contraste con las edificaciones que en ellas existan. Sintonizan enregías de cielo y tierra. Un árbol muerto, roto, enfermo, mutilado es sumamente peligroso pues atraerá los accidentes y la mala fortuna.
  • Cuando son mal cortados o mutilados sin piedad afectarán principalmente a las extremidades y dientes de los residentes en cuanto a su salud se refiere.



Para minimizar este riesgo podemos utilizar hiedra en las partes más afectadas para dotar de vida y calmar la repercusión del chi negativo.


Son criaturas vivas, seres muy importantes para nuestro desarrollo y bienestar. Y nosotros no hacemos más que menospreciar e ignorar su importancia.
La normas que hemos visto de feng-shui pueden aplicarse a ejemplos tales como cortas indiscriminadas, podas equivocadas, daños vandálicos... etc y en un contexto mayor como el de una ciudad o población que no cuida sus montes o parques.
nefasto para los habitantes de la vivienda y además justo a la puerta. El árbol muerto producirá "flechas envenenadas" y el chi de la casa se tornará pernicioso.

Si un solo árbol muerto o sumamente enfermo puede generar una impresionante cantidad de chi negativo, imaginemos un grupo de ellos.
Incluso un pequeño bonsai mal cuidado puede actuar como sus hermanos mayores. Cuidado.

Entradas populares

TU BÚSQUEDA

Mi lista de blogs