viernes, 4 de febrero de 2011

LOS CINCO ELEMENTOS DE LA MEDICINA CHINA

Que no sorprenda a nadie que hablando de Feng-Shui, demos paso a este post sobre los cinco elementos. El Feng-Shui, es parte indivisible de la MTC (Medicina Tradicional China), por cuanto cuida la faceta del ENTORNO. Todos sabemos lo importante que puede llegar a ser dicho entorno en la evolución de cualquier enfermedad. Así pues, vamos a dar un repaso a los 5 ELEMENTOS, de cuya esencia participa el Feng-Shui.


Los antiguos filósofos chinos desarrollaron en base a sus observaciones el modelo de los 5 Elementos: AGUA, MADERA, FUEGO, TIERRA Y METAL.


A cada uno de ellos le corresponde una ESTACION, DIRECCION, ORGANO DEL CUERPO, SABOR Y EMOCIÓN.


Cada elemento estimula o restringe aquello con lo que está vinculado. Y por supuesto el organismo humano no escapa a esta idea.


Así por ejemplo, el AGUA de nuestro cuerpo debilitada y relacionada con el RIÑON, puede ser incapaz de controlar el FUEGO del CORAZON, que entonces ataca el METAL, asociado con los PULMONES.


Este ciclo explicaría porque en ciertos casos de ASMA, un medico tradicional chino prescribiría tónicos para un RIÑON débil, en vez de remedios para el aparato respiratorio.


A nuestros ojos de occidentales, esto es un contrasentido absoluto. Pero recordemos que este sistema de curación, lleva sobre la faz de la tierra miles de años y que mucho antes de que en la oscura Europa de la Alta Edad Media, comenzaran a vislumbrarse destellos renancentistas en este campo, los chinos ya poseían un sistema consolidado de medicina.

Y no es que en Europa, no lo tuviéramos; las persecuciones religiosas, el oscurantismo y muchos otros factores, semi-enterraron la ciencia paralela de curación que en occidente se había desarrollado.




EQUILIBRIO DE LOS CINCO ELEMENTOS:



El Agua domina el Fuego, y el Fuego controla el Metal.


Si el Agua es débil, no puede controlar el Fuego, entonces la acción de este sobre el Metal es muy fuerte y el Metal, se debilita, lo cual afecta al resto del ciclo.




Inevitablemente, si un elemento no cumple sus funciones de control y/o restricción, el desequilibrio puede llegar a ser mucho más grave y perjudicial para nuestro organismo.

Una aclaración: Los cinco elementos, no han de entenderse como el Agua, Fuego... que nosotros conocemos de ordinario. Se trata de energías sutiles que llevan estos nombres para una mejor comprensión de las mismas, ya que guardan semejanzas son la naturaleza de los elementos que nosotros conocemos y dominamos.

Entradas populares

TU BÚSQUEDA

Mi lista de blogs